Estamos teniendo una primavera cálida, con temperaturas que en algunos puntos de nuestra geografía nos está permitiendo ya ir a la playa. Verano-Playa-Bikini …

Soy de las que opinan que no hay que obsesionarse con el peso, de las que creen en la belleza interior, pero también pienso que cuando una amiga/cliente se plantea adelgazar, merece todo el apoyo y el asesoramiento más riguroso para lograr su objetivo sin poner en riesgo su salud.

Todo ello me anima a ofrecer estos consejos basados en mi conocimiento en Antiaging Natural con el deseo de que puedan servirte de orientación y ayuda a ti, que has decidido convertir la grasa que te sobra en músculo.

Una de las primeras cosas que hemos de tener en cuenta es la edad. El enfoque es diferente a los 30 que a los 40, a los 50 y a los 60 años.

A los 30 años

deportista-comiendo-b-700x500Salvo que tengas un problema de metabolismo, el sobrepeso se produce como consecuencia de ingerir más energía que la que gastas. No se trata de contar calorías, si no de conocer mejor qué pasa con los alimentos una vez los llevamos a la boca. A ti te irá de perlas poner en práctica el “Acelerador del Envejecimiento número 5” de mi libro Antiaging Natural, un programa para regenerar el cuerpo y revitalizar la mente (páginas 225 a 240). Ahí están todas las claves. Además, sería conveniente visitar el gimnasio tres veces por semana, no porque el ejercicio físico queme calorías, sino porque tonifica,   estimula la producción de endorfinas, te hace sentir bien y motivada para seguir un programa de entrenamiento, mejora la circulación (esencial para la celulitis) y desarrolla la musculatura, todo ello deseable porque lo ideal es que la grasa se convierta en tejido magro, no que de repente aparezcan estrías y flacidez generalizada.  Tus ayudas son: Adipoline capsulas  + Adipoline crema, ambas de Antiaging Natural. Valdría la pena que comenzaras tu plan Antiaging incorporando ya un antioxidante; puedes elegir entre el Ácido Alfa Lipoico o la formula Antioxi Plus, de Antiaging Natural.

 Entre los 45 y los 55 años

ropa-de-playa-para-gorditas-2Tu organismo entra en “peri-menopausia” (“peri” significa alrededor de) es decir los años o meses previos a la menopausia propiamente dicha. Es una época de grandes cambios hormonales y vasculares que pueden (atención: subrayo el “pueden”) traer aparejados enormes altibajos emocionales, algo así como el síndrome pre-menstrual pero a lo bestia.

Quizás que ni te hayas enterado que estas entrando en ese ciclo; ahí van algunas pistas: hay noches en que duermes peor; ya en cama, puedes sudar como si tuvieras unas décimas de fiebre o incluso necesitar cambiarte de camisón; las reglas son irregulares, más cortas o tremendamente abundantes; algunos días te sientes triste, melancólica o bien nerviosa e irritable. Tú, que no sabías lo que era el dolor de cabeza, te ves asaltada ahora por jaquecas o migrañas; directiva o ejecutiva capaz, sientes que ahora el estrés te afecta más … Tranquila: ¡todo eso pasará!

Claro que esos síntomas no afectan a todas las mujeres, ni siempre con la misma intensidad; conozco muchas, muchísimas que atraviesan la perimenopausia sin despeinarse y se enteran de que se han instalado en la menopausia porque dejan de necesitar comprar tampones o compresas … y ¡punto! Otras refieren que comiendo lo mismo, engordan más.

Emprender un programa de adelgazamiento en esa etapa es muy interesante, porque precisamente es ahora cuando puedes adoctrinar a tu cuerpo y enseñarle que no estas dispuesta a renunciar a encontrarte bien en tu piel, pero has de ser muy paciente y bondadosa contigo y tener preparado un arsenal de “premios” que no engorden pero te calmen los nervios si eres de las que dicha reorganización hormonal sí da síntomas.

Para ti es esencial contar con ayudas que te permitan sentirte saciada además de organizarte un armario con postres y galletas proteicos que te permitan picar entre horas y calmar la ansiedad.

Estas son las ayudas más indicadas para esta etapa:

Como base: por favor, asegúrate una buena alimentación y supleméntate con un multivitamínico como Regenerative Plus, de Antiaging Natural. Lo vas a necesitar. Tu cuerpo experimentará una reorganización completa que demandará nutrientes extra. Incorpora ya perlas de Omega 3 y vitaminas del grupo B al completo al completo, para asegurar que tu cerebro, al frente de la “operación climaterio”, dispone de todo lo necesario para llevar la nave a buen puerto sin altibajos (DHA y B-50,, ambos de Antiaging Natural). Además, si te parece que últimamente todo es gris y triste, recuerda que el Hipérico es un antidepresivo natural.

Toma infusiones de salvia después de cada comida en lugar de café (resérvatelo para el desayuno si te es necesario). Lo ideal sería preparar una botella de litro e ir bebiendo a lo largo del día. La salvia y el extracto de Cimifuga Racemosa ayudan a equilibrar el sistema hormonal y mantener los golpes de calor bajo control. Encontrarás Cimifuga Racemosa (extracto estandarizado) .

Para calmar la ansiedad te recomiendo 5htp; el extracto de las semilla de Griffonia contiene 5htp. Esta molécula es precursora del triptófano que a su vez permite la síntesis de serotonina. La serotonina es un neurotransmisor que proporciona sensación de serenidad y equilibrio. 1 cápsula de 5htp de Antiaging Natural con la comida y la cena.

Si sientes una atracción fatal por el dulce: la Gymnema silvestre es una planta de gran ayuda para gestionar con éxito la pulsión por el dulce, mejor si va acompañada de picolinato de cromo.

Estos complementos nutricionales van a ayudarte a manejar mejor la ansiedad y la pulsión por el dulce, pero por si solos no bastan. Acompáñalos de la dieta Antiaging (1) Natural y masajea las zonas que quieres adelgazar con la Crema Adipoline de Antiaging Natural. Si has visto alterado tu sueño normal, aplícatela únicamente por la mañana tras la ducha, nunca de noche.

Puedes hallar más información y trucos sobre la Menopausia en el libro Antiaging Natural, un programa para regenerar el cuerpo y revitalizar la mente, páginas 93 a 110.

De 55 al 65 años

menopausia¡Felicidades! Ya eres una “Mujer de Sabiduría”, has llegado a la Menopausia. Mis amigas/pacientes de esta edad a veces se quejan de que su “cuerpo cambia”; pese a mantener los mismos hábitos alimentarios, han subido de peso.

Si este es tu caso, estas son mis recomendaciones especiales para ti:

De base: reequilibrio hormonal. Se considera que una mujer ha entrado de lleno en la menopausia cuando han transcurrido 12 meses desde la última menstruación. Normalmente los grandes golpes de calor quedan atrás, pero muchas veces persisten durante algunos años (o no se presentan en absoluto, como he explicado). Si tienes sofocos, sigue con la Cimifuga Racemosa y la salvia. Si van de baja, puedes pasar o combinarlos con Isoflavonas de Soja. Todas estas plantas, así como el lúpulo y el trébol rojo tienen un efecto estrogénico débil. Tu cuerpo deja de producir paulatinamente estrógenos y progestágenos; estas plantas, conocidas como fitoestrógenos, ayudan a recuperar el equilibrio hormonal.

Asegúrate de dormir, descansar y relajarte suficientemente. El descanso y la gestión del estrés son fundamentales en esta etapa. Puedes ayudarte con: Rhodiola, una planta adaptógena (es decir, que ayuda al organismo a adaptarse al estrés reforzando las suprarrenales y manteniendo a raya los niveles de cortisol). El cortisol, la hormona del estrés, consume aminoácidos, debilitando la musculatura y perjudica la producción de la hormona de crecimiento (ver más en el punto el “Acelerador del envejecimiento número 9, el distrés”, páginas 257 a 271 de Antiaging Natural, un programa para regenerar el cuerpo y revitalizar la mente). Recientes investigaciones sugieren que la fosfatidilserina tiene asimismo capacidad para reducir el dañino cortisol. Neurorelax es una fórmula muy completa para ayudarte a gestionar el estrés, no como adaptógeno sino como equilibrante del sistema nervioso. Por su parte, el 5htp en la noche va a convertirse en serotonina y ésta en melatonina, favoreciendo el sueño y el descanso.Rhodiola, Fosfatidilserina, Neurorelax y 5htp son de Antiaging Natural.

Serena, equilibrada y centrada, puedes iniciar tu dieta Antiaging. Más adelante explicaré en que consiste y qué alimentos incluye esta dieta y como combinarlos. Ahora vamos a por las ayudas para adelgazar una vez llegadas a la menopausia:

Para regular el apetito, tengo dos trucos para ti:

  1. Hoodia Cromium Plus. El cactus hoodia nos llega del Africa donde algunos pueblos nativos lo utilizan para engañar el hambre en sus largas travesías por el desierto. Contiene principios activos que actúan en la zona del cerebro que se halla el apetito, reduciéndolo. Se toma una capsula entre 20 y 30 minutos antes de la comida y cena. Ya verás: comerás con mesura en lugar de devorar los platos. De Antiaging Natural.
  2. Fibrasán. Consiste en fibras dietéticas que al ser ingeridas con agua, se hinchan dando sensación de saciedad y aumentando la masa fecal. Fibrasan también se utiliza para ir al baño regularmente, y los betaglucanos de avena colaboran a mejorar la respuesta del sistema inmunitario.
  3. ¿Celulitis? Si tu problema no es controlar tu apetito sino reducir la grasa localizada y la celulitis, puedes ayudarte con el extracto de Centella Asiática y/o Adipoline, tanto en capsulas como en crema para aplicación tópica. La Centella Asiática tiene la capacidad de reestructurar el tejido dañado por la celulitis, mientras que Adipoline es un excelente quema-grasas, de Antiaging Natural.

 

Bueno, aquí te dejo hoy. En la próxima entrega explicaré en que consiste mi dieta Antiaging Natural. Si no puedes esperar, ve a la página 228 de la obra “Antiaging Natural: un programa para regenerar el cuerpo y revitalizar la mente” de la que soy autora.

¡ Venga! fuerza de voluntad y a por tu objetivo: ¡verte bien este verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*