Fuerza, vitalidad y energía están estrechamente vinculadas a la libido: son una expresión de la misma, aunque no la única. En general, la mujer sigue el mismo proceso de pérdida de energía y vitalidad que el varón, con la consecuente disminución de la libido. Eso puede ser así a largo plazo, pero no todas estamos dispuestas a aceptar que la menopausia nos prive de disfrutar del sexo.

A menudo la mujer que vive su reorganización hormonal (menopausia) acude a la consulta Antiaging preocupada porque les cuesta interesarse sexualmente por sus parejas. Yo encuentro que eso es una excelente noticia, pues años ha, la mujer, una vez cumplida su fase de procreación, se adaptaba al reajuste hormonal que supone la menopausia y aparaba de si al varón con sus ya incómodos requiebros amorosos. Hoy en día, por el contrario, la mujer quiere reconquistar ese espacio de intimidad planteándose una etapa de sexo consciente y diferente. Para las parejas, esta podría ser un redescubrimiento consensuado con alegría en un marco de complicidad y diversión. Después de largos años de matrimonio o vida en pareja, es casi imposible mantener el cosquilleo y el emocionante desasosiego del enamoramiento, pero ¡no por ello hemos de renunciar al sexo! ¡Redescubrámoslo sin miedo a quedar embarazadas!

Los cambios hormonales afectan no solo al deseo sino a los tejidos, incluso la delicada mucosa vaginal puede presentar sequedad;  de ahí la importancia de mantener un cuerpo bien hidratado. El mejor consejo es mantener la vagina elástica, y eso se consigue con su uso y disfrute (ya se sabe, lo que no se usa, se pierde). También es muy bueno practicar los ejercicios Kegel, dilatando y contrayendo la vagina y músculos que rodean el útero, la vejiga de la orina y el intestino grueso. Estos ejercicio evitarán que de mayores tengamos pérdidas de orina.

Algunos productos naturales pueden ayudarnos a recuperar la libido femenina. Entre ellos vale la pena destacar, por su seguridad, la Maca Andina.

La Maca Andina (Lepidium Meyenii) es una raíz comestible que se utiliza mucho frita en la cocina sudamericana, sobre todo en Perú. Se trata de un tubérculo extremadamente rico en nutrientes, muy útil en Antiaging Natural. La Maca contiene elementos que la convierten en un excelente tónico revigorizante:

18 aminoácidos

Vitaminas C, E , B1, B2, B6

Alcaloides

Acidos grasos

Esteroles y triterpenos

Taninos y flavonoides

Minerales: excelente fuente de calcio, fosforo, hierro, magnesio, sodio y potasio

Oligoelementos: zinc, selenio y boro

La maca es un excelente remedio antifatiga, adaptógeno, rejuvenecedor del sistema endocrino, que ayuda al organismo a sintetizar hormonas. A diferencia del Tribulus Terrestris, precursor de la testosterona (que también te recomiendo, pero en periodos cortos y controlados) la Maca tiene una acción estimulante indirecta sobre el eje hipotálamo-hipófisis, regulando la síntesis hormonal, mientras que sus alcaloides, esteroides y glucosinolatos favorecen el equilibrio de otros ejes neuroendocrinos igualmente importantes: hipófisis ovario, hipófisis-corteza suprarrenal (de ahí su efecto adaptógeno y regulador del cortisol, la hormona del estrés) e hipófisis-tiroides, favoreciendo el metabolismo del calcio y del fosforo tan importantes para evitar la desmineralización. Un porcentaje elevado de mujeres ve reducirse la actividad de la tiroides a partir de los 50; la Maca puede ayudar.

Te recomiendo MACA de Antiaging Natural. 1 gramo al día puede ser suficiente, fuera de las comidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*