El pasado día 4 de enero participé en la tertulia l’Ofici de Viure que tan magistralmente lleva nuestro amigo Gaspar Hernández.Como es natural, en un programa con tanta personalidad y diversos tertulianos, quedaron muchas cosas en el tintero, muchas cosas por decir.Se habló mucho de lo que es el envejecimiento, y cómo la sociedad ha dejado de respetar y poner en una «categoría superior» a la gente mayor, en lugar de darle la espalda y tildarla de poco productiva.Las opiniones de los tertulianos coincidieron en cuanto a las actitudes que envejecen y las que por el contrario, rejuvenecen, muchas de ellas recogidas en los 10 Pilares de la Salud y la Longevidad y los 10 Aceleradores del Envejecimiento

Sin embargo hubo disparidad de criterios en cuanto si hoy por hoy, tenemos en nuestras manos herramientas para frenar el envejecimiento. Por eso con esta comunicación te dejo una ampliación de esta tertulia.

Victoria Barass

 

FRENAR L’ ENVELLIMENT. TODO LO QUE QUEDÓ EN EL TINTERO

EL OFICIO DE VIVIR. Sábado 4 de enero en Catalunya Radio.

Como Terapeuta Ortomolecular, remarqué que nuestro interés debe centrarse no en hecho de envejecer sino en evitar las enfermedades degenerativas que frecuentemente se asocian a la edad:

  • Hipertensión (problemas cardiovasculares)
  • Arterioesclerosis (problemas cardiovasculares)
  • Diabetes (problemas metabólicos)
  • Osteoporosis (problemas osteoarticulares)
  • Degeneración macular (visión)
  • Tristeza, depresión, falta de motivación (declive neurotransmisores)
  • Pérdida de memoria y concentración

Como escritora, conferenciante y divulgadora, siempre he tratado de poner el poder de la información en manos del público, en la seguridad de que el primer paso siempre es la información.

Mi propuesta: descubre como envejece el cuerpo, parte por parte, órgano por órgano, y todo lo que puedes hacer con ralentizar el proceso.

En este sentido, te recomiendo que leas el libro Antiaging Natural, un programa para regenerar el cuerpo y revitalizar la mente.

Su índice te irá guiando paso por paso en un recorrido por todo tu cuerpo, desde la piel, lo más externo, hasta lo más íntimo, el sexo y las emociones.

A la luz de la información, podemos trabajar desde dos vertientes:

  • Estilos de vida, que tienen que ver con la alimentación, el descanso, el buen humor, la risa, las amistades, la naturaleza, los animales de compañía, la gestión del estrés…
  • Manteniendo saludable nuestras células ¿Cómo? De eso se ocupa la Terapia Ortomolecular.

Eso quiere decir que muchas veces no basta con comer bien, sino que hay que tomar suplementos de un determinado nutriente que actúe sobre la célula-diana para revitalizarla, y a poder ser regenerarla para evitar enfermedades degenerativas, es decir ralentizar el envejecimiento.

Algunas concentraciones de vitaminas, minerales, oligoelementos, antioxidantes, probióticos, fibras, ácidos grasos esenciales, etcétera, para actuar de forma efectiva, solo podemos hallarlas en suplementos nutricionales.

Existen más de 2.000 trabajos publicados sobre nutrientes, por ejemplo los recogidos por Thomas E. Levy: “Vitamin C, infectious deseases and toxins. Curing the incurable with over 1.200 scientific referentes, 2002”*.

Los suplementos nutricionales nunca sustituyen una buena y equilibrada alimentación. Sin embargo, la sobreexplotación de la tierra, la manipulación, precocinado y refinado de muchos alimentos hacen que éstos lleven muchos menos nutrientes, además los conservantes, plaguicidas y edulcorantes pueden provocar efectos indeseados en el organismo (intolerancias, intoxicación) aumentando el estrés oxidativo.

La Nutrigenómica (ciencia que relaciona los genes con los nutrientes) demuestra que cada individuo puede tener una necesidad diferente de ciertos nutrientes. En muchas ocasiones es oportuno realizarse análisis de nutrientes.

Los análisis de nutrientes examinan niveles de:

  • Vitamina A
  • Vitamina C
  • Todas las vitaminas del grupo B
  • Vitamina D3 (25 Hidroxi)
  • Vitamina E (en forma de tocoferoles y tocotrienoles)
  • Betacaronetos
  • Antioxidantes (incluyendo el SOD)
  • Ácidos grasos Omega 3 y Omega 6
  • Aminoácidos (Aminograma)
  • Minerales (por ejemplo: Magnesio, para los huesos, Selenio para prevenir cáncer)

Algunas personas tienen en mal estado la mucosa intestinal, o inflamación intestinal crónica, estreñimiento, diarreas, o toman medicación: antiinflamatorios, antiácidos, antibióticos, protectores estomacales… todo ello degenera absolutamente la mucosa intestinal.

Si la mucosa intestinal no está en perfecto estado, no podrá absorber los nutrientes que llevan los alimentos. Comer no siempre es sinónimo de nutrirse. Se puede estar gordo y mal nutrido.

En Inglaterra, un estudio desarrollado por la European Nutrition for Health Alliance (ENHA) demostró que el 14% de los inglesos mayores de 65 años sufren mala nutrición*.

Corazón

Prevenir es mejor que curar. Sabemos que la ingesta de Omega 3 y vitamina E podría evitar muchos accidentes cardiovasculares.

Visión

La suplementación con 1.800 mg de Omega 3 más 6 mg de Luteína y 10 mg de Zeaxantina pueden mejorar los problemas de visión en personas diagnosticadas de degeneración macular (Lewin Group, Comisionado por Dietary Supplement Education Allicance, 2 noviembre 2005)*.

Dermatología

Según la Health Care Proffesionals Impact Study, 2008*, un 17 % de los dermatólogos ingleses recomienda nutrientes para mejorar el estado de la piel.

Cirugía

Tomar antioxidantes antes y después de una operación quirúrgica puede ayudar a reducir la inflamación y modular el sistema inmunitario, favoreciendo una rápida cicatrización. Las vitaminas C, B5 y los minerales Cu (cobre), Fe (Hierro) Mg (magnesio) y Mn (manganeso) refuerzan en poder cicatrizante de los tejidos. La vitamina C y el cobre relanzan la síntesis de colágeno y elastina.*

Precisamente en una cirugía, así como tras un accidente traumatológico, los nutrientes caen en picado, hasta un 70%, según el International Vitamin and Nutrition Research, volumen 69, marzo 1.999.*

Selenio y cáncer

Dosis elevadas de Selenio, por ejemplo 200 microgramos, pueden tener actividad quimiopreventiva sobre diversos tipos de cáncer. La suplementación con selenio reduce la mortalidad en todos los tipos de cáncer a la mitad, según el estudio llevado a cabo durante 9 años por el Dr. Clark, publicado en JAMA en 1996.*

Antioxidantes y cáncer de mama

Un estudio realizado con 83.234 mujeres realizado por el Harvard Nurse’s Health Study demostró que las mujeres que tomaban alfa caroeno, betacaroteno, luteína, zeaxantina, vitamina C i Vitamina A, tenían una marcada disminución de riesgo frente al cáncer de mama, según publica el Journal of National Cancer Institute, 17 marzo 1.999*

La vitamina D y los huesos

Hasta ahora considerada una vitamina de segunda categoría, solo indicada para tratar el raquitismo, según las más recientes investigaciones la vitamina D a dosis altas (entre 1.200 y 2000 Unidades Internacionales diarias) mejora la salud de los huesos, reduciendo el riesgo de fracturas, según el profesor Newil Binkley, profesor de geriatría y endocrinología de la Universidad de Wisconsin*.

La vitamina D y la salud

Los especialistas en Terapia Ortomolecular consideran que la vitamina D es importante para la salud cardiovascular, para evitar el cáncer y la diabetes, además de huesos y músculos. De hecho, tenemos receptores de vitamina D en todo el cuerpo. De jóvenes, todos podemos convertir los rayos solares en vitamina D, pero esta función se pierde con la edad y con las cremas antisolares.

Los preferidos del padre de la Terapia Ortomolecular

Linus Pauling, premio nobel de química y de la paz en los años 1954 y 1962 respectivamente, tomó hasta su muerte a los 93 años 18 gramos de vitamina C repartida a lo largo del día, y vitamina E 800 UI, 1 gramo de Niacina (vitamina B3) y Selenio al día.

 

Los preferidos de Victoria

Los Nutrientes básicos son:

1. Plantas para el reequilibrio hormonal, como el Soclim de Antiaging Natural Victoria Baras, con cimifuga e isoflavonas de soja, si eres mujer y has llegado a la menopausia, pues con el declive de estrógenos perdemos gran parte de nuestra protección frente a problemas cardiovasculares. 2. Antioxidantes, siempre, a partir de los 35/40 años, una buena combinación con vitamina C, E, bioflavonoides, selenio, zinc, luteína etc. como los que podemos encontrar en Antioxi Plus. Especialmente después de seguir un tratamiento médico con fármacos. 3. Un par de veces al año, depuración con Multidetox. En caso de que sospechemos metales pesados, Zeoclinoptilolita 4. A partir de los 40, 1 gramo diario de Omega 3 + 600 UI de vitamina E + MSM para mantener en buen estado los vasos sanguíneos (DHATG de Antiaging Natural, MSM de Antiaging Natural)
5. Si tenemos la presión alta, hacer una limpieza arterial con Quelater, de Antiaging Natural 6. En caso de que no vayamos al baño diariamente o haya flatulencias o problemas intestinales, probiotic 5000, de Antiaging Natural, siempre después de una tanda de antibióticos, antiinflamatorios u otros medicamentos 7. A partir de la menopausia, dosis altas de vitamina D, Silicio, de Antiaging Natural, un multinutriente como Regenerative Plus, más el calcio, magnesio y todos los minerales traza que hallamos en el Coral Calcio, de Antiaging Natural, para los huesos 8. La piel madura, suplemento de colágeno, elastina (Hyalluronic Collactive, de Antiaging Natural).
9. Si vivimos una vida bajo presión, para no caer en el acelerador del envejecimiento número uno: es estrés, Suplementar con Rhodiola de Antiaging Natural, por las mañanas 10. A partir de los 50 o cuando todo se nos hace cuesta arriba, un multivitamínico como Regenerative plus, de Antiaging Natural. 11. En cuanto notemos que nos cuesta recordar algo, suplementar con fosfatidilcolina y fosfatidilserina + gingko biloba, ambos de Antiaging Natural, para reforzar la memoria 12. Si tenemos tendencia a mala circulación o se nos hinchan los tobillos, un suplemento con castaño de indias, rutina, hesperidina, como Socir, de Antiaging Natural.

Cómo tomarlos:

Haciendo Rotación:

  1. Antioxidante o Multinutriente, tomar un frasco de Antioxidante y a continuación uno del Multinutriente y volver al Antioxidante, en rotación
  2. Más uno de los nutrientes específicos según lo que queramos mejorar:
    • Piel
    • Circulación
    • Digestión
    • Memoria
    • Huesos
    • Articulaciones
    • Etc. (ver clasificación por familias)
  3. Más un nutriente básico a partir de los 40, como es el Omega 3 (DHATG 50 de Antiaging Natural Victoria Baras)
  4. En primavera y otoño seguir el protocolo depurativo con Multidetox y Quelater
  5. Si estás en tu climaterio, no pases de Soclim, para recuperar tu equilibrio hormonal.

*Dr. Antonio Marco Chover. Medicina Ortomolecular. Editorial Club Universitario. 2011.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*