El 90% de los casos de diabetes son resultado de malos hábitos. ¡Tú puedes evitarla! ¡No dejes que el azúcar estropee tu piel!

Un porcentaje muy pequeño de diabéticos nacen con esta enfermedad. En los demás casos, casi un 90 por 100, se trata de “diabetes adquirida”. El paso previo a este tipo de diabetes es la resistencia a la insulina. ¡Evítala!

Los diabéticos tienen aumentado los riesgos de enfermedad cardiovascular, ceguera y problemas de cicatrización. El azúcar, tan presente en nuestros hábitos alimenticios hoy día, tiene la culpa de que el colágeno se estropee y no se regenere correctamente. Uno de los problemas relacionados con el colágeno es el conocido “pie de diabético” en el cual rozaduras o pequeñas heriditas que todos nos hemos hecho al llevar zapatos nuevos, no solo no se curan sino que pueden llegar a convertirse en ulceraciones difíciles de cicatrizar.

examendiabetico_0Cuando comemos alimentos dulces, el azúcar pasa a la sangre. Estimulado por la presencia del azúcar, el páncreas segrega insulina y la vierte en el torrente sanguíneo. Si los niveles de glucosa siguen subiendo, el exceso de azúcar en la sangre lleva a una respuesta desmesurada en la producción de insulina con objeto de reducir estos niveles. La insulina tiene un “efecto cerrojo” lo que consigue que el azúcar se convierta en grasa y se almacene en los michelines, privando así a los músculos y al cerebro de su precioso nutriente. Se da la paradoja de que como respuesta a una abundante ingesta de azúcar, este pasa a reserva y en cambio el cerebro no obtiene la que necesita. El efecto de modorra y falta de concentración tras una comilona, es el resultado de un cerebro estresado por falta de glucosa, como consecuencia, reclamará más y al rato tendrás ganas de más hidratos de carbono. Esta operación repetida una y mil veces llega a agotar al páncreas provocando una diabetes tipo II. Evitar en lo posible “pelotazos de azúcar” es una buena medida de asegurar que nuestra piel estará hermosa durante más años y nuestro cerebro, suficientemente abastecido. Los hidratos de carbono que además de azúcar llevan fibra, no tienen un impacto tan negativo en nuestra salud. Por eso es mejor comer una manzana que tomar su zumo. Si vas a comer dulce, toma antes un par de cucharadas de Fibrasan Antiaging Natural: las fibras de avena enlentecerán la absorción de los azúcares y tu piel te lo agradecerá.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*